miércoles, octubre 12, 2005

Crítica a "Temblor de la Espera" (CD) (Fragmento)

©Taty H y "Temblor de la Espera":

Disco Compacto Poético
en la Feria del Libro
y Crítica Literaria al Poemario


Por Orlando Alcántara Fernández (Cristorly).




El pasado viernes 29 de abril a las 9 de la noche en el Pabellón de la Diáspora de la VIII Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2005,

la escritora y gestora cultural ©Taty Hernández (Taty H.) puso a circular un disco compacto con fragmentos de su poemario "Temblor de la Espera". Es un deleite escuchar la voz meliflua de Taty H, especialmente por la dulzura de su dicción. Su lenguaje paraverbal musita reconditeces aladas en quien escucha su voz excelentemente matizada en el timbre del acento de sus cuerdas vocales. En el tono muy bien acertado, Taty H refulge como mariposa y alondra a la vez.

El escritor Fernando Valerio-Holguín, autor de "Autorretratos", leyó de modo crítico las siguientes consideraciones muy bien mesuradas y mejor sopesadas:

"Fresca, cotidiana y sensual, esta poesía se plantea no sólo como gozo sino también como búsqueda permanente de identidad. Transfiguradas las palabras en imágenes deslumbrantes, cuando ya han cesado las palabras, queda latiendo la poesía. En "Temblor de la Espera", Taty Hernández es muchas y distintas. Celebro esta nueva voz en la poesía dominicana."

Estos juicios críticos son muy bien atinados cuando los compaginamos con el contenido formal-conceptual del poemario de marras. Valerio-Holguín da en el clavo con sus sintéticas palabras.

A mí me tocó leer los poemas dedicados a Taty H que a través del tiempo mi musa querida me ha inspirado, a saber, "El ABC de Taty H" y "Antifaz de lo Inefable". Estos dos poemas sirvieron como un homenaje a Taty H en ocasión de la puesta en circulación de su CD "Temblor de la Espera".

Los asistentes tuvimos el placer de escuchar piezas emblemáticas del CD y todo transcurrió de manera íntima y espontánea con un público formado por los invitados para la ocasión y los amantes de la Poesía que se sumaron de forma improvisada según iba transcurriendo el sencillo acto.

El escritor, fotógrafo y pintor Orlando Cordero captó en video y en el lente fotográfico los momentos más significativos y especiales de la noche. La escritora Minelys Sánchez nos estuvo visitando desde Alemania y el escritor Eric, amigo de Taty H y abecedarista activo en la lectura, cuyo apellido no conozco, fue la presencia más entusiasta del acto.

Taty H en todo momento fungió como la anfitriona perfecta en constante derroche amántico hacia los invitados. Su poemario "Temblor de la Espera" sobresale en el Parnaso nacional por la sencillez profunda en su expresión poética. Es un libro de primorosa factura editorial y esmerados logros escripturales en la metáfora inusitadamente visceral. La Metapoesía vive en sus adentros y su sensualismo -más que erotismo- permea muchos de sus versos. Y esto último hay que destacarlo, pues este es un libro verdaderamente sensualista, sensual, una fiesta verbal de los sentidos, del cuerpo, de la voz, de los ojos, de las manos. Un festín de los sentidos.

Escritores de la talla de dominicana Teonilda Madera, del panameño David C. Róbinson O., de los dominicanos Basilio Belliard, René Rodríguez Soriano, del panameño José Córdova, del dominicano Fernando Valerio-Holguín, del panameño Porfirio Salazar, del sacerdote dominicano Fausto A. Leonardo Henríquez y del dominicano José Alejandro Peña expresan opiniones críticas muy halagüeñas en el Epílogo del libro y en sentido general es un poemario de altos vuelos líricos en su intimismo poemático desplegado en sus fibras amántico-sensuales. "Temblor de la Espera" es un poemario altamente exquisito, de una voz y una esencia femeninas expresándose a plenitud al desnudar su alma secreta a pesar de ciertas ambigüedades que se producen adrede quizás para mantener vivo el misterio verbal. Veamos a continuación un poco de cerca varios de sus poemas más representativos desde un ángulo puramente crítico.

1.- Xiguapa

"No se deja tocar
Y el embrujo
Se mantiene
¿Tendrá ombligo?"

Acotación: Una ciguapa es una mujer fantástica de la mitología dominicana que aparece en los montes furtivamente desnuda, con el pelo extremadamente largo y con los pies invertidos. Taty H la retoma como animal femenino, como antro de la visión y el sueño, como asidero del mito que resuena en lo óntico. Y esa onticidad desvela y deslumbra. Ese misterio es espacio para el suspenso fictivo. Y esa pregunta perturba: "¿Tendrá ombligo?" Funciona como inquisitiva ontogénesis en el remanso de la mirada furtiva. De la imago hecha palabra. Y con palabras es como Taty H intenta atraparla, darle vida, acercárnosla poco a poco, a fuego lento, en cámara lenta. Taty H una y otras recurre a la pregunta como signo del misterio. Del aura enigmática en torno a la Xiguapa, así con X. La autora retoma a la ciguapa común y corriente y la dota de otra identidad, de otra dimensión acaso oculta que se prefigura apasionante o incierta. Taty H no cesa de asediarnos con sus esguinces poéticos, con sus preguntas aquí y allá, lanzadas al desgaire como quien no quiere la cosa.

"Perdida en mis pupilas,
Y en los baldíos de mi pelo,
Pesca y retoza la luna."

Acotación: Ahora habla la Xiguapa, pues se trata de un diálogo con atisbos metapoéticos. ¿Por qué? Porque el poema sugiere, evoca, y en su sugestiva desarticulación verbal nos parece muchas veces que se trata de un diálogo frente al espejo, que todo el hilvanado textual puede ser simplemente un monólogo interior de auto-descubrimiento, de auto-revelación, en que la poeta habla con su yo interior, su yo de ciguapa, su ser íntimo vestido de Xiguapa en auto-reflexión metapoética. Especulamos. Nos acercamos. Nos alejamos. En todo caso, la Xiguapa permanece fiel a su designio mítico, a su identificación plena en esa luna, en ese pelo, en ese donaire que advertimos "cielo".

"Ese pelo,
Posado sobre el hombro,
Como un lento
Desliz de agua…"

Acotación: La palabra se vuelve imagen en movimiento. El pelo cobra vida en el estro mimético de Taty H. Verbo, adjetivo y sustantivo se conjugan dinámicamente en estos versos para dotar de vida a las palabras simples y certeras, a las palabras vivas, que a veces dan miedo. El pelo parece trocarse en pez o en río. ¿Quién sabe? Con la Xiguapa todo puede suceder. Todo su ámbito óntico es manantial de exquisiteces "telúricas". Taty H cumple su función de amanuense, de testigo cómplice y así el diálogo paulatinamente se desenlaza.

"Soy la luz de lo que parece increíble,
De lo que parece inexistente,
Como el misterio:
Realidad,
Utopía y belleza."

Acotación: Memorable. De modo original aquí Taty H define el misterio como realidad, utopía y belleza. La dimensión óntico-mítica persiste en el escenario verbal. Al principio del poema la autora nos dijo: "Navega entra la visión y el sueño / mujer al fin / late en los misterios". Ahora el misterio es atrapado en una tríada deslumbrante, apasionada en los latidos polivalentes del decir poético. Y al hablar de "mujer al fin", es obvio que la condición femenina como forma del ser es uno de los temas de este poema almático.

"Los pies de la Xiguapa
Corren de espaldas al vientre/viento,
Rebeldes,
Planos como gobiernos."

Acotación: Ahora la Xiguapa se nos parece un Compadre Mon femenino corriendo por los montes en plena rebeldía y los pies de espaldas. El "vientre/viento" es un par sígnico de relevancia inusitada en todo el texto. Le asigna así una dimensión espiritual, pues el vientre es el regazo de la maternidad, espacio de la sexualidad, y el viento es "rúaj" hebreo, "pneuma" griego, espíritu que va de aquí para allá y nadie sabe hacia dónde va. Así es la Xiguapa de acuerdo a la visión poética de Taty H. Libre, soberana de los espacios escabrosos, libre y rebelde, libre como el viento.

"Ella es agua,
Agua, vida,
Vida, agua.
A veces turbia,
A veces clara,
A veces tibia,
A veces hielo,
A veces luna,
A veces sol."

Acotación: Ontogénesis y delimitación del ser. Mujer mítica. Mujer telúrica. Mujer sideral. Mujer espíritu. Mujer, mujer. La Xiguapa es abarcante como su ser, como su primigenia esencia, como su primordial aspecto.

"Retorno de la nada,
Donde habita el eco.
Sigilosa de mi muerte
Que no es muerte.
Vagabundeo en el trayecto
Del tiempo."

Acotación: El sacerdote bíblico Melquisedec, quien recibió los diezmos de parte de Abraham y quien prefiguraba a Jesucristo, es el único ser humano bíblico "sin padre, sin madre, sin genealogía; que ni tiene principio de días, ni fin de vida" (Hebreos 7:3). Taty H intuye a la Xiguapa con evidentes semejanzas a Melquisedec. Y esto es todo un hallazgo revelador que vincula el texto bíblico con el poema en todo el asombro que nos provoca la certeza de la similitud.

"Una mole de troncos y follaje
Difumina sus pupilas.
¿Acaso es cierto
Que un calor fugaz
Rasga sus entrañas?"

Acotación: Otra pregunta. Otro desvelo retórico sin respuesta para mantener el misterio, para crear el suspenso. La Madre Natura vuelve a signar el ser de la Xiguapa, porque la Xiguapa es Naturaleza, ósmosis, hibridez, refugio o atajo. Lo sexual en la Xiguapa despierta la curiosidad como es obvio pensar. Y eso nunca se sabrá. Pero queda marcado en la memoria la sexualidad amántica que sospechamos en la Xiguapa desandando por esos montes desprevenidos de la cordillera o la sierra.

"Se ha vaciado el cuenco,
Ni una gota traspasa su garganta.
¿A dónde va?"

Acotación: Misterio en ese cuenco vacío que no sacia. ¿Fantasía o ilusión óptica? La pregunta final con que se cierra el poema es preocupación teleológica que a todos nos desvela. ¿Hacia dónde se dirige la Xiguapa? Ella es libre como el viento. Es rebelde por antonomasia. Nunca lo sabremos o quizás Taty H lo sospecha.


2.- Balada Para Un Cuerpo

"…No le corre la sangre,
Tan sólo el sopor de un vuelo…"

Acotación: Reflejo de ser nada en el ámbito de la soledad. Este cuerpo es materia acéfala que ni siquiera tiene sangre corriendo por sus venas. Desidia, abulia, consciencia de ser la nada en este instante inmortal en que yace sobre la cama solitaria, fugaz y epidérmica. ¿Quién sabe?

"Me envuelve la tela.
¿Se entrelazará
Al influjo de las letras?
Que crea un cuerpo,
Que vibra un cuerpo,
Que llora un cuerpo.
Si creo,
Si vibro,
Si lloro:
Vivo."

Acotación: Cuerpo deseante que anhela la vida. Bisagra entre la plenitud y la nada. Acordeón de vibraciones y creencias. Elegía de un cuerpo que encuentra el sentido en la letra y se despereza entre la tela como animal omnívoro de vida, de creencias, de vibraciones espasmódicas y ciertas. ¿Quién llora? Sí, este cuerpo también se refugia en la identidad del lloro.

"El fuego solidifica
Esta alfombra.
En el trillo que crea la lava
Recoge nubes en la luz
Y hay riscos en la piel."

Acotación: Indicio, emblema o símbolo. ¿Acaso metáfora de un cuerpo-Eros en erupción sígnica? El misterio es la clave en el poema, pues este cuerpo también titila y su piel se eriza con el fuego. Este cuerpo sentiente además es claustro de pasiones inéditas.

"Hay unos ojos
Que miran el cuerpo.
¿O serán sus ojos
Que se observan
A sí mismos?
¿En la lápida
O desde la lápida?"

Acotación: Cuerpo y ataúd, semiosis metapoética. La mirada remite a la lápida y la lápida es muerte y los ojos son auto-consciencia en que el cuerpo reconoce su propia mortalidad, su estado de muerte perpetuo. Pero no será para siempre. La resurrección crística da vida a la esperanza pletórica de sentido en la inmortalidad hacia un estado de gloria eterna.

3.- Figura del Alba

"Lágrimas de rocío
Surcan los pasos de sus años,
Lamiendo su tristeza,
Hurgando en la búsqueda
De un Quijote sin dueño."

Acotación: Una mujer hacia la eternidad es la protagonista de este otro poema de Taty H en que la presencia femenina aparece en primer plano. Y se trata de una mujer plenamente universal con sentimientos de eternidad auténticamente universales, pues como dijo Unamuno en "Del sentimiento trágico de la vida": "No quiero morirme, no; no quiero, ni quiero quererlo; quiero vivir , siempre, siempre"; "En una palabra, que con razón, sin razón o contra ella, no me da la gana de morirme. Y cuando al fin me muera, si es del todo, no me habré muerto yo, esto es, no me habré dejado morir, sino que me habrá matado el destino humano. Como no llegue a perder la cabeza, o mejor aún que la cabeza, el corazón, yo no dimito de la vida; se me destituirá de ella."

Y esta nueva mujer en el poema de Taty H además de sus ansias de eternidad busca a "un Quijote sin dueño" para saciar sus noches y resucitar a la vida en el amor del hombre querido. Y ese hombre se escabulle, no hace acto de presencia. Ella en la espera: "Llora, descansa. / No sonríe, está sola." Adán y Eva posmodernos. Dos seres irrenunciables que se complementan y se suplementan en el amor descifrado dentro y a partir del otro. Este amor inquieta cuando no se logra y es fuente de ansiedades válidas. Taty H simplemente plasma con palabras ese estado de soledad y le añade una dosis plena de esperanza enclavada en la Eternidad.

4.- Lou

"¿Qué es la memoria sino el espejo
de los sueños que ya han partido?
Hay voces que cabalgan los hilos
Para desencadenar los recuerdos."

Acotación: La interioridad psíquica aflora. La memoria es espejo y las voces internas desatan los sueños.

"Luciérnaga de mieles compactas.
Gaviota de muchos mares
Que en Odisea vuelas."

Acotación: La metáfora es precisa y dinámica en la voz de Taty H. Su verbo es límpido por todos los medios. Su decir poético es un decir acerado pletórico de sentires universales.

5.- Transfixión

"Desnuda mi piel,
Que tu aliento arrope mi templo,
Que tu silueta vista mis sentidos.
Transpórtame al universo."

Acotación: Esta desnudez es ansia de placer y de compenetración almática. Es un hambre que nos remite a la sed de ser amados. La unidad semántica es notoria en el verbo de Taty H.

"Otorguémonos la vida,
Que es transfixión
En la profundidad
Regresante del deseo."

Acotación: Estos versos sólo pueden ser escritos por una mujer. Es como el embarazo. Un hombre no sabe nada sobre esa materia. Al expresarse con el alma en vilo, Taty H puede crear esa expresión sobre "la profundidad regresante del deseo". Sólo una mujer sería capaz de expresar en palabras poéticas esta sensación corporal que ha un hombre no le está permitida.

6.- La Casita de Bernabé

"¿Cómo perder el rocío?
¿Cómo perder la mañana,
El olor de los cipreses,
Los pasos de Ida,
Y machete en mano
La sonrisa del negro?"

Acotación: Escena rural ensimismada en la memoria acaso nostálgica de una cotidianidad a flor de piel.

"Te pienso, verde, risa.
Te busco… ¡Silencio!"

Acotación: Hermosos y profundos versos lacónicos que dicen mucho desde su elíptica mirada.

7.- Retozo de Ilusiones

"Sin destino fijo, yo.
Acariciando las letras y las palabras, tú.
¿Flechazo? ¿Cupido? ¿Dios?
No lo sé,
Tan sólo que aquí estamos."

Acotación: ¿Amor a primera vista? ¡Claro que viene de Dios!

... (sigue)

Tomado de http://opinionsur.com/tatyh.html

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Just thought I'd let you know about a site where you can make over $800 a month in extra income. Go to this site   MAKE MONEY NOW  and put in your zip code..... up will pop several places where you can get paid to secret shop, take surveys, etc.  It's free.  I found several and I live in a small town!

Anónimo dijo...

Hi, this is a great blog, I find your information very useful.
I have a cd data recovery site. Where I cover cd data recovery articles, news and information.

Take a look whenever you have some free time.